4. Continuidad, división del tiempo (escena/ secuencia) y eje de la acción,
5. Planos, angulaciones y movimientos de cámara.
6. El guión y el montaje.


4. CONTINUIDAD, DIVISIÓN DEL TIEMPO (ESCENA/ SECUENCIA) Y EJE DE LA ACCIÓN.

Un buen ejemplo de análisis fílmico referido a la ley del eje de la acción y a los elementos que dan continuidad a las imágenes nos lo ofrece el siguiente vídeo que comenta un divertido cortometraje protagonizado por Madonna y Clive Owen:
http://youtu.be/p20_FmLglXA



Algo más de información sobre fallos de rácord, saltos de eje y reglas para filmar respetando la continuidad se encuentra en este documento: Contnuidad. Tema 8. (Fundamentos de la teoría y técnicas audiovisuales.):

5. PLANOS, ANGULACIONES Y MOVIMIENTOS DE CÁMARA.


Un plano-secuencia es una toma de larga duración en que se graba toda una secuencia sin parar. Es muy difícil de hacer bien porque requiere una enorme planificación y una perfecta sincronización de acciones, sobre todo si la cámara se mueve para ofrecernos distintas escenas o personajes. Un impresionante y conmovedor ejemplo de plano-secuencia realizado con tráveling lo podemos ver en el final de Sacrificio (1986) de Andréi Tarkovski. En este enlace tienes la película completa y la secuencia aludida está justo antes del cierre, en los doce últimos minutos.



Una lista de veinte interesantes planos-secuencia de la historia del cine nos la ofrece también esta entrada del blog Puerta de Babel. Uno de mis prefereidos es la secuencia del partido de fútbol de la película argentina El secreto de tus ojos ().


Pero el de la persecución al coche de Hijos de los hombres (2006) o el de Gravity (2013), películas ambas del mexicano Alfonso Cuarón, tampoco están nada mal.


Y ya para terminar, dos interesantes muestras de plano-secuencia. Son las opciones elegidas por los directores de los cortometrajes Pipas (2013) y Esto ya no es lo que era (2008).

6. EL GUIÓN, EL MONTAJE Y LOS EFECTOS.


Para hacerse una idea de cómo se hace un guión de cine y ser consciente de la importancia de planificar bien todo lo que se va a rodar, podemos empezar con este reportaje correspondiente a la serie de TVE Amar el cine (1995). Otro documento que puede servir cono una buena introducción al montaje es el capítulo 6 de la serie ya citada antes:


Y otra explicación bastante completa sobre el tema la tenemos en el documental "La magia del montaje":


El efecto Kuleshov intenta mostrar la importancia del montaje a la hora de crear sentido. Según este director ruso, un fotograma puede tener un significado muy diferente en función del fotograma siguiente, por lo que hay que ir con cuidado a la hora de ensamblar cada plano con el inmediatamente posterior. Según Kuleshov, por decirlo de forma gráfica, en cine uno más uno es tres, no la suma de dos, sino algo diferente.


Respecto a la organización del material filmado, hay varios criterios para hablar de tipos de montaje como nos muestra el interesante blog Cine-Cam. En líneas generales, se pueden realizar básicamente tres tipos generales que no tienen por qué ser excluyentes entre ellos ni muchos menos. Un buen resumen se halla en la página Llenguatge cinematogràfic de Aulamèdia..
Desde un punto de vista general, aludiendo a la manera de contar la historia, se suele hablar de:
a) MONTAJE NARRATIVO
Se prioriza el relato cronológico de los hechos, estructurando las peripecias que pasan los personajes de manera fácilmente comprensible para el espectador. Es el mayoritario. Un ejemplo cualquiera de montaje narrativo aparece en "¿Conoces a Joe Black?" de Martin Brest: http://youtu.be/VtDXoVLLTdY

b) MONTAJE DESCRIPTIVO
Se da mayor importancia al valor expresivo de las imágenes, a los paisajes y ambientes, para intentar transmitir sensaciones o ideas abstractas o muy generales derivadas de la pura contemplación de escenas carentes de acción. El argumento es nimio o prácticamente inexistente. Es el caso de documentales que muestran impactantes imágenes de la tierra acompañadas de música. Por ejemplo, se da este tipo de montaje en las películas Baraka (1992) o Home (2009) o Samsara (2011).

Otro ejemplo sería Ranas, la delgada línea verde, documental emitido en TV2. O el cortometraje Words, también buen ejemplo para explicar en qué consiste la continuidad en cine: http://vimeo.com/13768695

c) MONTAJE EXPRESIVO O DIALÉCTICO
Se da la mayor relevancia a la expresión de sentimientos, a una serie de emociones primarias que se quieren transmitir con la máxima fuerza. Es muy propio del cine de autor y experimental, pues tiene una fuerte carga de subjetivismo y de imágenes propias y recurrentes que se fijan en el espectador gracias a la intensidad con que se muestran. Aparece en dramas, en cine propagandístico y en películas vanguardistas sobre todo.
A veces, este tipo de montaje intenta crear significados simbólicos a base de relacionar y comparar distintas realidades. El ejemplo de una salida de obreros de una fábrica superpuesto a las ovejas de un rebaño que salen de la cerca para pastar (montaje paralelo) es muy revelador de este tipo de montaje. Aparece de forma minoritaria en todo tipo de cine, pero es más abundante también en el cine de autor, en publicidad y en algunos documentales.
Algunos realizadores soviéticos como Eisenstein desarrollaron este tipo de montaje para defender las virtudes del sistema comunista, dando paso que algunos críticos lo llamaran montaje intelectual o ideológico. Un ejemplo reciente de este último podemos verlo en el documental En construcción, de José Luis Guerín (2001), donde se muestra la vida de un barrio marginal de Barcelona.
Además, desde un punto de vista técnico, se pueden distinguir diversas técnicas de montaje parcial como:

  • El montaje lineal, que sigue el orden cronológico. Es el más habitual. Tiene una curiosa variante que sería el montaje invertido, en que se relatan los hechos justo en orden contrario a como sucedieron, aunque es muy poco utilizado. Es el caso, por ejemplo, del corto Deazularrojo (2012) de Ana Lorenz. Otro ejemplo de montaje invertido es la película “El curioso caso de Benjamin Button” que narra una historia de un hombre que nace viejo y se va haciendo joven.

  • El montaje alterado, que incluye diversos saltos temporales y elipsis. Muy frecuente también.

  • El montaje alterno, que consiste en contar dos o más acciones que se producen en el mismo momento pero en lugares diferentes y que finalmente convergen. Algunas escenas de persecución serían un ejemplo. Cuando esa alternancia es total y las dos o más escenas que pasan en momentos y en lugares diferentes se nos van mostrando simultáneamente para crear un determinado estado de ánimo o una asociación de ideas, hablamos incluso de montaje paralelo.

Otro aspecto curioso del montaje es la inserción final de los títulos de crédito, que suelen ir en parte al principio del film y completos al final. Un buen ejemplo es del film francés Delicatessen (1991) de Jeunot y Caro: Delicatessen (movie titles).

Respecto a los principales efectos o trucos que se utilizan en cine podemos hacer una larga lista. De momento, destacaremos al menos dos de los más utilizados:
a) la incrustación, croma o llave de color ("chroma key" en inglés) se consigue filmando delante de un fondo de color verde o azul que se suprimirá después al editar el metraje y será sustituido por la imagen más adecuada para darnos el escenario preciso. Se utiliza mucho en televisión para crear fácilmente la sensación de estar en otro lugar.
b) la noche americana ("Day-for-night en inglés") es una técnica hoy en día poco utilizada pero muy en boga en los años sesenta ya que era verdaderamente difícil grabar buenas tomas de exterior durante la noche. Consiste en utilizar un filtro azulado (o rojo en el caso del B/N) que se coloca en la cámara y al tiempo subexponer las imágenes para que entre poca luz. Este efecto se usó, por ejemplo, en las escenas finales de Con la muerte en los talones ("North by Northwest",1959) de Alfred Hitchcock, cuando Roger Thornhill (interpretado por Cary Grant) intenta escapar de sus perseguidores en el Monte Rushmore. Aquí un análisis de la película que explica con detalle cómo se hizo.

Este efecto de rodar de día pero simular que era de noche dio pie incluso al título de una muy buena película homónima de François Truffaut que logró el Oscar a mejor film de habla no inglesa en 1974: La noche americana. Aquí tienes su primera escena, típico ejemplo de plano-secuencia, por cierto.